Un cabello rebelde es un verdadero dolor de cabeza, y no precisamente porque ese sea su venue en el cuerpo. Las horas que las mujeres invierten para intentar domar su pelo al frente del espejo, es tiempo que se debería pasar en algún rincón paradisíaco del Caribe como Playa Minitas, sin ir más lejos. Varios son los motivos por los cuales un rizo se rebela y se niega a obedecer las trazas del peine: desde los naturales como el grosor, el exceso de cabello por largo y pesado o por falta de nutrientes, hasta los químicos como un simple tinte, pasando por motivos mecánicos como una plancha o el mismísimo secador. Y también está, como no, el motivo geográfico. Porque en la República Dominicana, la humedad está presente en todos los rincones de la isla como el merengue o la caña de azúcar.

Pero como no hay mal que cien años dure ni cuerpo que lo resista, aquí tienes hasta 9 trucos sencillos y remedios caseros que te ayudarán a domesticar al más rebelde de los cabellos:

1: Utiliza a diario el champĂş y el acondicionador, sobre todo si tienes un cabello seco. Puede parecer una obviedad, pero el tiempo que se destina para un buen lavado del cabello, es tiempo que luego se ahorra delante del espejo.

2: Después del lavado de tu cabello, péinalo hacía un lado y espera un par de minutos antes de peinarlo hacía el otro lado. De esta manera, le muestras a tu cabello que hay más de una dirección disponible para cuando se seque y no siempre la misma.

3: A la hora de peinarte o cepillarte, utiliza peines de cerdas naturales y de dientes separados. Además, de madera y nunca de plástico, ya que este material electriza el cabello.

4: Utiliza alguna banda cubierta con tela para sujetar el cabello, nunca una banda elástica que te lo estruje. Retírala cuando se haya secado.

5: No seques tu cabello con la toalla siendo brusca ni con demasiado brío porque dañarás las cutículas del pelo, que es la capa más externa de la fibra capilar.

6: Al hilo del punto anterior, corta las puntas de tu cabello con regularidad, ya que es la manera de evitar que el cabello se siga dañando.

7: ¿Sabías que hay mascarillas anti frizz para antes de secártelo? Es muy importante que, aunque no requiera aclararse el cabello después de su uso, no la dejes demasiado tiempo en tu cabeza.

8: Evita usar la plancha del pelo o el secador siempre que puedas, ya que las altas temperaturas que generan y la humedad del ambiente son las grandes aliadas de cualquier cabello que se digne rebelde de verdad.

9: Por último, aunque casi el más importante, no estés tocándote el pelo constantemente. ¡Y solo debes cepillártelo cuando esté mojado o húmedo!

0 Shares
Share via
Copy link
Powered by Social Snap